lunes, 17 de diciembre de 2012

¿Quiénes saben quiénes somos, realmente?
A veces me pregunto, si habrá alguien que me conozca lo suficiente. Incluso más que yo. Alguien que sepa el por qué de cuando mi mente necesita descansar, cuando necesito escapar, sólo me pongo a leer un libro para sumergirme en sus historias y no en mi historia, para hacer una pausa en mi vida y creer que tengo otra, que vivo otras travesías. Que sepa con claridad que me expreso mejor a través de una escritura, que escribir es mi forma de demostrar mis sentimientos y emociones, y que si escribo algo significa que es real.
Siempre me pregunto si existirá ese alguien. Tal vez exista y no lo sepa. Tal vez ese alguien sepa por qué cuando estoy nerviosa me tiro el pelo para atrás o desvío la mirada, o tal vez sepa que por más de que tenga miles de defectos, lo único que quiero es cuidar a las personas que amo. Tal vez sepa de mi miedo a perderlas... o mi miedo a fracasar. Mis ganas de poder ganarle a la desconfianza, de poder finalmente caminar con la frente en alto.
¿Existirá?
Yo sé que sí. Porque sé que yo existo para alguien más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario